Equipo Familia

El “Equipo Familia” es un movimiento global del Colegio, coordinado por un equipo de maestros del centro, que tiene como principales objetivos: dinamizar, enriquecer y afianzar las relaciones entre familia y escuela. Objetivos que, sin duda, están enraizados en nuestra forma de entender la educación.

Nuestra experiencia nos dicta la necesidad de conjugar a las familias de nuestros alumnos como uno de los engranajes básicos del sistema.

Sabemos que, nuestro trabajo de docentes, se optimiza de forma exponencial cuando existen relaciones fluidas y significativas entre las familias de los alumnos y los maestros. Y es precisamente para potenciar estas relaciones, por lo que el equipo familia ha puesto en marcha dos proyectos concretos para este curso 2015/16.

Escuela de familias.

Este proyecto pretende dar respuesta a una de las necesidades más demandadas por nuestras familias. A través de sesiones dinámicas y proactivas, los tutores de cada curso, desarrollan con las familias de sus alumnos, aspectos fundamentales para la educación de los niños. La etapa de desarrollo psicológico y sus características, las redes sociales, las normas y sus límites y las técnicas de estudio, son algunos de los aspectos que se trabajan en estas sesiones, que enriquecen a toda la comunidad educativa.

El trabajo, que se va realizando en la “Escuela de familias”, podéis seguirlo en este blog.

“Proyecto Padrinos”

En el caso de este proyecto, nuestro objetivo es intervenir en la adaptación de los alumnos que promocionan de educación infantil a educación primaria. Las primeras semanas son bastante intensas en cuanto a los cambios: clase nueva, nuevas normas, nuevos profesores, nuevas materias… Y nuevos (y muy grandes) compañeros de patio en el recreo, que es precisamente una de las motivaciones del “proyecto padrinos”.

En concreto, al comienzo del curso, los alumnos de 5º de primaria apadrinan a un alumno del último curso de infantil. Una vez a la semana, cada padrino visitará a su ahijado para realizar actividades en común que coordinan los dos tutores de las clases.

Sin duda, las relaciones entre los alumnos del último curso de educación infantil y el penúltimo de educación primaria, se estrecharán lo suficiente para asegurarnos que, en el curso que viene, todos los que empiezan educación primaria tienen un padrino en el último curso.

Seguro que esos primeros días en los que son y se sienten los más pequeños del patio, la ayuda de un padrino cumplirá el objetivo propuesto.