MES DE MAYO CON MARÍA: Caminamos con María

Quien pudiera ser como tú, María,

un océano limpio en el que Dios se mira.

Quien pudiera ser como tú, María,

entre todas llamada la mujer bendita.

Quien pudiera ser como tú, María,

Virgen, Madre de Dios, la que nos dio la vida.

Quien pudiera ser como tú, María,

la esclava del Señor a sus pies rendida.

Quien pudiera ser como tú, María,

corazón de fuego con alma de niña.

Quien pudiera ser como tú, María,

hostia inmaculada de Dios escogida.

 Quien pudiera ser como tú, María,

y en el gozo y dolor decir sí cada día.

Quien pudiera ser como tú, María,

toda la creación te canta agradecida.

Yo quisiera ser como tú, María,

estar lleno de Dios y darlo sin medida.

Yo quisiera ser como tú, María,

llamarada de gracia y hoguera encendida.

Yo quisiera ser como tú, María,

cógeme de la mano que me perdería.

Yo quisiera ser como tú, María,

el consuelo de Dios y su gran alegría.

Yo quisiera ser como tú, María.