Primer día del nuevo curso

Hoy hemos empezado el curso 2018/2019 con muchas ganas y llenos de optimismo. Comenzamos la jornada en el patio del colegio, donde nuestra directora, Verónica, junto al resto del claustro, recibió a los pequeños que venían acompañados de sus familias. Fue un momento de reencuentro, nerviosismo, sonrisas, miradas de complicidad… pero, sobre todo, de mucho entusiasmo.

A continuación, Verónica, Silvia y Almudena explicaron el significado del lema de este año: ¡Destapa tu FElicidad!

En el vaso, está la FE. Cuando vamos a beber algo, cogemos bien el vaso, la lata o la botella para que no se nos derrame, ¿verdad? Pues bien, el vaso viene a ser el soporte o la base de nuestra razón de ser. Las Siervas y los que formamos parte de ellas, hemos de tener una fe firme y arraigada que se exterioriza en el trabajo y el amor. Estos dos últimos elementos aparecen en un cubito y sumergido en la bebida, respectivamente.

¿Por qué está saliendo de la bebida la palabra AMOR? Porque el amor brota desde el corazón, desde el interior y más profundo. Es lo que le da sabor a la vida y la endulza. Sin amor, viviríamos amargados, con cara larga, interpretando siempre mal las cosas y los comentarios de la gente. De ahí a que invitemos a nuestros niños y jóvenes a cambiar su mirada e ir a contracorriente. En medio de un bombardeo de realities llenos de contenido basura, donde la sinceridad se confunde con la falta de respeto y sin importarle el cómo se puede sentir el otro, donde se premia lo soez, lo vulgar y la nula o escasa falta de valores, donde además el AMOR se confunde con el instinto, nosotros proponemos hacer una profunda reflexión, y plantear a nuestros alumnos que la vida no es eso. Que la vida no se construye sobre unos cimientos frágiles, porque el vaso (tu vida y tu fe) se rompería y no serías una persona llena y feliz.

El TRABAJO viene escrito dentro de un cubito de hielo. ¿Por qué ahí, y fuera del vaso? Está en el interior del hielo porque para lograr tus metas has de trabajar duro. Si dejas que el hielo se derrita en la bebida del amor, habrás formulado la receta secreta: una vida sustentada en la fe y el amor se refleja en nuestro día a día, en nuestro trabajo, en el estudio y cotidianidad de los niños y jóvenes. Una persona que trabaja duro (como el hielo, también) y sin ánimo de competitividad, llegará lejos: será respetada y querida. Y sobre todo, vivirá imbuida de los valores inculcados por nuestro colegio de las Siervas de San José (que enmarcan el cartel del lema).

Desde el colegio, nos gustaría dar la bienvenida a nuestros queridos alumnos a un año escolar en el que no faltará el esfuerzo, el aprendizaje, el respeto, la alegría y la ilusión por descubrir y vivir nuevas experiencias.

!Destapemos nuestra FElicidad juntos!