Sábado Santo, SEMANA SANTA 2020 #yomequedoencasa

Jesús ha muerto, pero nos deja su mensaje de amor. Jesús no ha desaparecido de nuestros corazones.

“Jesús yace en su tumba y los apóstoles creen que todo se acabó. Todo el día sábado su cuerpo descansa en el sepulcro, Pero su madre, María, se acuerda de lo que dijo su hijo: “Al tercer día resucitaré”. Los Apóstoles van llegando a su lado, y Ella les consuela. “

“El Sábado santo es un día de luto inmenso, de silencio y de espera vigilante de la Resurrección. La Iglesia en particular recuerda el dolor, la valentía y la esperanza de la Virgen María.”

Hoy es un día de reflexión, de espera y de esperanza en la Resurrección, que culmina en la Vigilia Pascual: Ésta se divide en cuatro partes:

– Breve Lucernario: Se bendice el fuego. Se prepara el cirio en el cual el sacerdote con un punzón traza una cruz. Luego marca en la parte superior la letra Alfa y en la inferior omega, entre los brazos de la cruz marca las cifras del año en curso. A continuación, se anuncia el Pregón Pascual.

– Liturgia de la Palabra: En ella la Iglesia confiada en la Palabra y la promesa del Señor, recuerda las maravillas que desde los comienzos realizó Dios con su pueblo.

– Liturgia Bautismal: Se hace la renovación de los compromisos bautismales y en muchas ocasiones se realiza el bautismo de un feligrés.

– Liturgia de la Eucaristía: Se celebra la Santa Misa, aunque se realice antes de la media noche, es la Misa Pascual del Domingo de Resurrección. El sacerdote y los ministros se revisten de blanco y con alegría se anuncia la Resurrección del Hijo de Dios.

“LA PAZ LLEGA AL CORAZÓN CUANDO LOS RUMORES DE LAS PROMESAS DE DIOS SILENCIAN EL OLEAJE DE NUESTROS TEMORES.”